14 de abril de 2016

2 DE ABRIL

El 2 de abril de 1982, la dictadura cívico-militar inició el desembarco de tropas en las islas Malvinas, usurpadas por Inglaterra desde 1833. Con esta acción el gobierno de la dictadura intentaba ocultar la gravísima situación social, política y económica a la que había conducido su gobierno. El conflicto armado concluyó el 14 de junio de 1982 con la rendición de la Argentina y provocó la muerte de 649 soldados argentinos, 255 británicos y 3 civiles isleños. 

El 22 de noviembre de 2000 el gobierno nacional estableció el 2 de Abril como el Día del Veterano y de los Caídos en la guerra de Malvinas. Al conmemorar esta fecha se pretende:
Honrar a los soldados muertos en esa guerra, homenajear a  los que volvieron con severos traumas que van más allá de lo físico.
Conocer los hechos históricos relacionados con Malvinas. 
Y también informar a las nuevas generaciones sobre la situación actual de las islas y sobre los reclamos argentinos.




31 de marzo de 2016

CICLO 2016

Comienza un nuevo ciclo de trabajo en la veintidós, y queremos compartir con ustedes estas significativas palabras a cargo del maestro de séptimo, Gustavo Pedulla con las que dimos por iniciado el año:

Hay jóvenes viejos y viejos jóvenes, y en estos me ubico yo.

En las escuelas públicas pasan cosas, cosas raras para otras escuelas 

El hijo de Daniela tiene un papá que vive lejos.

La hija de Jorge. Tiene dos papás.

El nieto de Mario dice que ellos no tienen auto como la mamá de Alejandra.

El hijo de Alberto, viene de otro país.

La nieta de Silvia y Ramón, vive con ellos en un hotel.

La hija de Daniel espera que su mamá se cure.

El hijo de Ana, tiene los ojos marrones como su piel.

La hija de Eduardo espera que su papá encuentre trabajo.

Pero todos, en esta escuela pública, juegan juntos, quieren lo mismo, y se ríen 

de las mismas cosas con dientes de igual blancura.

Nacidos aquí, o en cualquier lugar. De padres nacidos aquí o en cualquier lugar.  

Hoy nos convoca el comienzo del año.

Hoy empieza un nuevo ciclo. Diferentes sabores y emociones nos atraviesan. 

Desde estar frente a nuestro primer escalón, hasta llegar a las puertas del final 

de un ciclo.

Algunos, los más chicos, miraran estos patios y estas aulas con cara de cachorro 

desconfiado. De a poco se irán acariciando mutuamente con la escuela.

 Los más grandes empezarán a vivir su séptimo grado. Que no se va a repetir. 

Recuerden que es mejor ser niño y romper barcos de papel. Que jugar a ser 

grandes. De eso ya se va a encargar el tiempo.

En este tiempo aprenderemos a escribir, a sumar, a restar, a multiplicar y a 

dividir. Desde primero a séptimo.

A escribir, primero nuestro nombre, el día, lo que me gusta. Y a transformar las 

palabras al lado de nuestros maestros. A transformar lo difícil en fácil, lo raro 

en conocido,y , cuando a alguno le aparezca el odio reescribirlo en OÍDO, que 

es la antesala del amor.

Aprenderemos que los dedos sirven para sumar o restar y no para señalar al 

otro. Que a los tres chanchitos el lobo no le tiró la casa abajo. Porque 

colaboraron entre los cuatro para construirla. Porque el lobo era bueno. Que la 

cenicienta era querida por su madrastra y jugaba feliz con sus hermanastras.

Aprenderemos a sumar uno más uno, más dos, más tres. A sumar para todos.

Aprenderemos a dividir por dos (con mi amigo) por varios (con mis 

compañeros) y por último a dividir los logros entre todos. Y que se puede 

multiplicar el compromiso. Que la responsabilidad es proporcional a la sencillez 

y que la potencia de todos es la dignidad.

Aprenderemos más, mucho más.

Que la educación es la base de la prosperidad de cada uno y entonces es la 

prosperidad del pueblo y que al mismo tiempo es el medio más seguro de 

hacer imposibles los abusos del poder.

Aprenderemos que el objetivo de la educación es fomentar la independencia y 

la individualidad de los niños su expansión, su expresión y su integridad.

Aprenderemos más, mucho más.

Aprenderemos lo importante que es poder elegir la escuela de nuestros hijos, 

porque eso nos genera confianza,consenso y compromiso con la institución 

 Aprenderemos más,mucho más.

Aprendimos que si en la escuela faltan bancos o mesas son los padres y los 

docentes los que se ponen el problema al hombro para solucionarlo.

Que a veces hace falta no tener clases para que las clases sean mejores.

Pero también vemos que hay mucha gente que no entiende y no se inquieta 

cuando asume que la educación se compra. Y no comprende, que hay miles y 

miles que no pueden o no quieren comprar  educación. 

Para alterar esa realidad hacen falta profesionales de la educación, padres y 

alumnos comprometidos con el cambio.

Hace falta saber, que la obligación del que estudió aquí, es no olvidar que ésta 

es una escuela pública, que la pagan los contribuyentes y que la mayoría de 

ellos son trabajadores como los que estamos en este lugar.

Saber, que la escuela no debe ser un ámbito exclusivo.

Que la escuela no puede discriminar.

Porque cuando estamos comprometidos con la educación de un niño:

-No importa si es argentino o extranjero.

-No importa si es rubio o morocho.

-No importa la posición política de los padres.

-No importa si es religioso o ateo.

-No importa su condición social.

Es un niño.

Que tiene derecho.

Y debemos dárselo.